LA PREVENCIÓN FRENTE A LA LENGUA AZUL, MÁS NECESARIA QUE NUNCA

La Lengua Azul, es una enfermedad que afecta a rumiantes, producida por un virus del género Orbivirus del que se han identificado más de 24 serotipos. En España, los serotipos que circulan son el 1, 4 y 8.

En España se han notificado 56 focos de Lengua Azul en el último año, concentrándose 24 de ellos desde finales de junio a septiembre, la distribución a lo largo del año ha sido dispersa, pero en los últimos meses todos se han registrado en la Comunidad Balear y han sido correspondientes al mismo serotipo vírico, el tipo 4.

El modo de actuación ideal es comenzar los tratamientos antes de que se produzca ese crecimiento “explosivo” de las poblaciones de insectos, debiendo actuar tanto a nivel de insectos adultos como de formas pre-adultas. Por lo tanto, tenemos que utilizar productos capaces de eliminar todas las formas de vida de la plaga en cuestión, eligiendo formulaciones con combinaciones de materias activas para ello.

Es una enfermedad que afecta a rumiantes, pero solo tienen clínica los ovinos. Bovinos y caprinos suelen ser asintomáticos.

Es una enfermedad que está incluida en el grupo de enfermedades de declaración obligatoria (EDO) publicada por la Organización mundial de Sanidad Animal. En España, está dentro del programa nacional de vigilancia, control y erradicación. Mediante vigilancia activa, pasiva y entomológica.

 

¿Cómo se transmite la enfermedad?

Esta enfermedad se transmite mediante la picadura de un mosquito del género Culicoides, en España es Culicoides imicola su vector principal. Su área de distribución comprende casi toda la zona suroeste y centro de España llegando por el norte hasta la provincia de Madrid. En la zona Mediterránea se ha hallado en el litoral de Cataluña, así como en zonas de Alicante y Murcia. Es muy abundante en las Islas Baleares.

El periodo de actividad del mosquito abarca desde mayo-junio hasta noviembre-diciembre, con el pico más importante de abundancia desde agosto a octubre.

Esta enfermedad SOLO se transmite mediante picadura del mosquito infectado, no se transmite por contacto directo entre animales ni por contacto con sus productos (lana o leche).

 

¿Qué síntomas veremos en el ganado?

  • Fiebre
  • Hemorragias y ulceración del tejido oral y nasal
  • Salivación excesiva, descarga nasal y tumefacción de los labios, lengua y mandíbula
  • Inflamación de la banda coronaria (encima de la pezuña) y cojera
  • Debilidad, depresión, pérdida de peso
  • Diarrea profusa, vómitos
  • Neumonía
  • Lengua “azul” como resultado de la cianosis (raro)
  • Abortos
  • “Interrupción” del crecimiento de la lana en los ovinos en recuperación con pérdida parcial o completa de la lana

 

Siendo la gravedad de la enfermedad variable según especie, la morbilidad de los ovinos puede alcanzar hasta el 100%, son muy sensibles. La mortalidad media es de entre 2% y 30% pero puede alcanzar el 70%.

 

¿Cómo se previene la enfermedad?

Los métodos de prevención existentes son la vacunación que según la región en la que se encuentre la explotación es obligatoria o voluntaria y la eliminación o evasión de mosquitos.

La eliminación completa no es posible, pero el secado de las aguas estancadas cercanas o el tratamiento de estas con productos larvicidas y adulticidas como LARVIGEN DUO ayuda a la reducción de la presión de mosquitos en el medio y por lo tanto disminuye el riesgo de picadura por Culicoides imicola.

La otra opción que existe es el uso de repelentes para insectos como es BIOZUL, este es un repelente a base de extractos de aceites esenciales que repelerá a mosquitos, moscas, garrapatas, pulgas, tábanos….

Compartir noticia:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

OTRAS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Subscribirse

* indicates required

Trabaja con nosotros

Envíanos tu currículum